Temas

La Editorial Calleja

Pubicado el : 15-07-2015 12:18:36
Categorias : ARTÍCULOS

La Editorial Calleja

Saturnino Calleja - Solar del Bruto

El pasado 9 de julio, se cumplió el centenario de la muerte de Saturnino Calleja, personaje imprescindible en la cultura española, fundador de la editorial Calleja . Nos parece de suma importancia reivindicar la figura de este filántropo, que creyó firmemente en la cultura como herramienta de cambio de la sociedad.

Saturnino Calleja (Burgos 1853 - Madrid 1915), pedagogo y editor, popularizó la lectura con sus innovaciones editoriales. Su padre fundó en 1876 en Madrid una librería y taller de encuadernación que pasó a manos de su hijo Saturnino en 1879, convirtiéndola en la conocida editorial Calleja.

Saturnino introdujo dos innovaciones importantes en el mundo editorial,  publicó libros muy baratos y los ilustró por los mejores artistas del momento, en grandes tiradas. El margen de beneficio era pequeño por libro, pero con gran número de venta y no solo en España, también en Hispanoamérica y en Filipinas, llegando a vender más de 3 millones de ejemplares. Se decía que las imprentas de Madrid trabajaban para Calleja.

 calleja - solar del Bruto

Otra aportación de importancia fue la labor pedagógica. En primer lugar editando libros educativos a un precio asequible, hasta este momento caros, y con las teorías más modernas y actuales para la Europa del momento, que distribuyó por todo el país, incluyendo a veces material escolar, y en ocasiones a costa de su propio bolsillo. Él mismo escribió muchos de los manuales que editó. Una anécdota en este sentido, fue que una república hispanoamericana, acopló su plan de estudios nacional a sus publicaciones. Según Dionisio Pérez, cronista de la época "los niños pobres de España no habían leído cuentos hasta que los publicó Calleja". Calleja supuso en el siglo XIX una revolución cultural en el sentido de la democratización de la lectura, aficionando a toda una generación a los libros.

 Viaje a Asia - solar del bruto

Como consecuencia de su preocupación por la situación del magisterio y los maestros, en 1884 nació el primer número de la revista La Ilustración Española, de la cual fue fundador y editor, que costeó y distribuyó personalmente. A esta labor pedagógica consagró toda su vida creando la Asociación Nacional del Magisterio y la Asamblea Nacional de Maestros.

La editorial Calleja llegó a publicar más de 3000 títulos, entre literatura puntera -primera edición de Platero y yo de Juan Ramón Jiménez-, pedagogía, diccionarios y por supuesto los famosos Cuentos de Calleja, bajo la dirección del artista Salvador Bartolozzi. Aún hoy seguimos diciendo aquello, tienes más cuento que Calleja.

 los pescadores de ballenas - solar del bruto

A la muerte de Saturnino Calleja la editorial pasó a su hijo Rafael, que continuó la línea editorial del padre, centrándose en la producción literaria y científica y mejorando el resultado técnico y de estilo de los libros. Además de los Cuentos de Calleja, que alcanzaron en esta época su máximo esplendor en cuanto a buen gusto y calidad artística, que seguían estando bajo la dirección artística de Bartolozzi, publicó la colección Perla, más lujosa que Cuentos. Dio a conocer gran parte de la literatura universal infantil, aunque en las versiones se tomaban sus licencias y castraciones, llegando a cambiar incluso los finales.

El siguiente heredero de la editorial fue el hijo de Rafael, Saturnino, al que le tocó vivir la desgraciada guerra civil, y la dura posguerra española con su hambruna y férrea censura, con escasas publicaciones y ediciones de baja calidad. finalmente cerraría en 1958.

Es obligatorio rescatar del olvido editoriales y artífices del libro, como el pedagogo y filántropo Saturnino Calleja,  que tanto han aportado a la cultura, al intento de rescatar a un pueblo de su ignorancia, con todo lo que esto lleva consigo de reclusión en estatus sociales limitantes y oclusión mental.

 



Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)

Magnífico
Ayer a mediodía encargué varios libros, a los pocos minutos recibo los correos de confirmación del envío y antes de veinticuatro horas tengo los libros en perfectas condiciones. Muchas gracias y espero tener ocasión de volver a trabajar con ustedes.
Manuel Gómez
12/06/2018
Todo perfecto
El envío ha llegado en 2 días desde que se formalizó el pago. El embalaje protege a los volúmenes a prueba de cualquier golpe o imprevisto; han llegado perfectos. Los libros en sí están en un estado muy bueno, más allá del inevitable amarilleamiento de las hojas por tener 40 años. Encantado porque no era posible encontrarlos en librerías convencionales.
Jorge
10/05/2018

Newsletter